martes, 20 de mayo de 2008

Relaciones.

Hace tiempo que quería escribir esta entrada, los que compartís el día a día conmigo ya me lo habréis escuchado alguna vez. Y en verdad, no sé porque no la he escrito antes. Es mi opinión sobre el amor y las relaciones con otras personas.

Había pensado en empezar diciendo que el amor se acaba, pero eso no es verdad, lo que se acaban son las relaciones. Normalmente porque el amor, que es lo que se viene a compartir, se reparte de forma desigual entre los relacionados. De esto que agotada su parte de energía, una de las partes decide una ruptura unilateral de la unión. Este es otro hecho, siempre hay uno que se que queda "jodido", y otro que se va "contento", pensando que por lo menos, esta vez, había hecho lo que tenia que hacer. Que dignos somos.

Las rupturas consensuadas no existen, no seamos autocondescendientes.

Otro hecho, y este inapelable, es que las relaciones se acaban. Dura frase, pero cierta. Ya pueden durar dos días, tres meses, cincuenta años, pero inevitablemente acaban.

Y es aquí donde quería llegar.

La vida es un viaje (De aquí el símil del tren. A ver si vuelvo a los tránsitos.) que a veces hacemos acompañados, y el resto del tiempo deseando compañía. Y esto es maravilloso. Es lo que nos hace sentirnos vivos.

Por eso cuando veas que que no estas solo en tu viaje, aprovéchalo. Exprime cada momento, baila, salta, canta, viaja, come, bebe, disfruta de cada momento con esa persona decidida a compartir contigo esa parte del trayecto. No te dejes nada para mañana. Lo que importa de ese viaje no es donde vas, si no el viaje en si mismo.

Porque al final cuando todo acabe, lo que duele no es la perdida, si no las cosas que te han quedado por hacer, los planes, los sueños, los deseos. Por eso despilfarra tu amor, que lo tienes para gastarlo, para demostrarlo, y sobre todo para regalarlo.

Y perderás, porque te estoy invitando a apostar el todo por el todo. A decir "Este soy yo, esto es todo lo que soy, ahora lo pongo encima de la mesa y empezamos a jugar".

Y perderás, como yo perdí, como hice perder.

Y volverás a apostar, como voy a hacer...

Abran juego.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

g

Shanti dijo...

Pues primera vez que entro y me topo con esta entrada que hoy me cae de perla ¿Qué te puedo decir??? que comparto cada línea de la que has escrito.

Y vuelvo a apostar al amor

Saludos vendré a visitarte me ha gustado tu blog

jlx dijo...

Hola Shanti.

Encantado de estoy de que me hayas encontrado, encantado de que te haya gustado, y por supuesto encantado también de que vuelvas a venir. Bienvenida seas.

Me paseare por tus múltiples blogs para leerte.

Ladelmedio dijo...

Me ha gustado la reflexión que has hecho... pero, realmente es tan absolutamente seguro que las relaciones se acaban sí o sí? Quizá evolucinan, maduran, cambian, pero a mi me gusta pensar que tenemos capacidad para adaptarnos a esos cambios que son hasta necesarios para que la relación avance. No creo que todas las relaciones deban durar toda la vida, ni que esa sea la mejor y única opción válida en el amor. Quizá pensar en las relaciones como tránsito te aporta la necesidad urgente de disfrutar al máximo cada segundo de la relación, pero por la experiencia (la mía por lo menos) puedo decir que los conflictos son motor que impulsa las relaciones, pasos para el aprendizaje, y que las períodos de apatía te preparan para el goce posterior. En fin ¿Qué es el amor?
¿Te puedo poner como enlace?

jlx dijo...

Hola señorita jueves ;-)

Cuando me refiero a que las relaciones se acaban es a que si se acaban por una ruotura emocional, se acaban por una desgracia. Asi durasen todas 80 años y tuvieran que acabar por una causa natural.

Estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, no es necesario que estas duren toda la vida, duran lo que tienen que durar, cuando acaban quedate con los buenos recuerdos y sigue andando.

Tambien estoy de acuerdo en que las discusiones, los problemas e incluso en algun moemnto la rutina son parte necesaria en una relacion. Hay que estar en lo bueno y en lo malo, para irme de juerga siempre tengo compañeros.

Y por supuesto que me puedes enlazar, por que de hecho yo voy a hacer lo mism con tu blog. Muchas gracias.

ariadna dijo...

un profesor mío decía que la era moderna empezó cuando nietzsche dijo que no existe la verdad sino sólo interpretaciones. puntos de vista. cada cual el suyo. Yo creo que el amor es demasiado grande para poder terminarse, ni siquiera puede empezar. Las relaciones son más humanas, éstas sí empiezan y acaban... el día en que consigamos que simplemente se transformen en otra forma de amor seremos dioses. te mando un beso, transfórmalo en lo que quieras :)

Anónimo dijo...

Pues yo debo ser una adicta al juego (en el mejor sentido de la palabra). No me canso de apostar todas mis fichas al número q me da feeling en ese momento. Y pierdo, siempre pierdo. Y siempre pienso, durante un segundo, q no volveré a apostar durante un tiempo...y al siguiente instante, ya tengo nuevas fichas y otro número q apostar. Aunque mi cabeza me diga q no, mi corazón es el q manda.
PD: sólo espero q a la ruleta no se le acaben los números pq yo tengo un montón de fichas para apostar...

jlx dijo...

Ari azul: Estamos de acuerdo, pero es tan complicada la alquimia que convierte el amor en amistad. Me quedo con ese beso pretransformado, le daré libertad para que se convierta en lo que quiera.

Sonianonimo: Sigue apostando, aun sin fichas. El que no apuesta, no gana. Si no te arriesgas ¿Que vas a hacer? ¿Ver la vida pasar? Muchos Lyonbesos.

TU TATA dijo...

Sigo pensando que te mueves de extremo a extremo. Eres un péndulo, hoy quieres todo y mañana no quieres nada, y te asustas de pensar asi y al poco defiendes ese pensamiento a capa y espada.

Hay una frase que recoje todo: "la vida es así, el amor es así y tu eres así"

En ese tren que estas montado, no todo es bailar, gritar, frenesí o locura, también hay cosas pequeñas, cosas sin sentido o simplemente cosas que estan alli y vale. Todo es más sencillo, solo hay que querer vivirlo. Un beso pequeño, uno pasional o uno pretransformado o uno... solo hay que querer darlo o recibirlo.
Vive las cosas y no las analices, todo vendrá solo y lo mejor es que lo disfrutaras.

Besitos

lamoni dijo...

¿Qué puedo decirte yo...?

Ya sabes que en el momento en el que te enamores y emprendas una relación, cuando se termine, cuando decidas tomarte un tiempo... ya sabes, mi pequeño-gran sol, que allí voy a estar yo... dándote ánimos y besos, y abrazos de esos que cortan el aliento en dos...

No dejes de jugar, no dejes de apostar... yo apuesto, apuesto por las relaciones, apuesto por el amor... APUESTO POR TI SOL

Nuestra relación ya va siendo duradera y te quiero mas que el primer día...

Un abrazo de los que te parten en dos

[M] dijo...

La verdad es que pasando por un trance como el que estoy pasando, leer estas verdades y saber que lo que siento no es unico ayuda mucho.
A veces decidimos abandonar, a veces nos abandonan, pero lo que cuenta es el porque, y el futuro.
A donde queremos llegar y por que camino queremos ir.

Todo esto, todo eso, el momento que se compartió... todo eso es lo que al fin y al cabo recordaremos a nuestros nietos cuando seamos lo bastante viejos.

Genial blog, por cierto.

ElenaMelena dijo...

Hola
Lo malo no es que las relaciones terminen, sino que actuemos como si esto no fuera a pasar. Sin aprovechar cada momneto, haciendo lo que de verdad nos apetece, y siendo totalmente egoístas.
A enamorarse y a estar abiertos a todo!
Un beso!