jueves, 3 de abril de 2008

Tengamos un plan.

Si, tengamos un plan. Para cuando todo falle, cuando parezca que no va a volver a salir el sol, y solo días grises amenacen las mañanas.

Tengamos un plan, para cuando mire atrás y no tenga nada a que esperar.

Dime que estarás, que cojeras mi mano y me llevaras. Allí al lugar que no conocí, al que siempre me quisiste llevar.

Ese de praderas verdes y olor a menta. Allá donde la luz te hace entrecerrar los ojos para poder ver. Donde los atardeceres se tiñen de rosa, y la noche tranquila te atrapa lentamente.

Yo estaré en el lugar concretado, después de la señal acordada, sin mas equipaje que tu, sin mas carga que yo.

Si, tengamos un plan. Déjame pensar, déjame vivir, déjame con la esperanza de que algún día todo tomara sentido...

... y nuestro plan se llevara a cabo.

1 comentario:

lamoni dijo...

Se que no soy yo a quien esperas... pero cuando quieras, te llevo de la mano a las mas maravillosas praderas de almendros, a los mejores rincones de piedra que pueblan atardeceres, a las estrellas mas cercanas y relucientes de todo este hemisferio.. déjate llevar...

en tu mano está trazar planes, pintar amaneceres, dejarte seducir por la brisa del mar... solo déjate llevar

(eres un sol... no busques nubes que te cubran... sino pinceles que te den color)