martes, 26 de junio de 2007

Los gemelos homocigóticos

Pasados unos días después de la primera entrada, supongo que ya puedo decir que los curiosos han pasado, y que si ahora estas leyendo esto sera porque tienes algún tipo de interés en lo que soy, o lo que escribo. En cualquiera de los casos, muchas gracias por estar ahí. Una melodía, un paisaje, o un aroma no son nada sin tu oído, sin tu mirada y sin tu olfato.

Hace unos años comencé, que no termine, a leer "La nueva mente del emperador" de Roger Penrose. En alguno de sus primeros capítulos se dedica a hablar sobre las maquinas de Turing En relación a este tema se me ocurrió pensar si habría algún tipo de test que nos permitiera saber si somos pura química o hay algo dentro de nuestros cerebros que nos hace libres.

No es la primera vez que alguien se realiza esta pregunta, quizás nos la hemos hecho todos en alguna ocasión, pero porque no darle un par de vueltas.

¿Que somos en esencia? Una colección de elementos que se combinan de una forma u otra para dar como resultado lo que somos, pero ¿también lo que hacemos?

Bueno, veamos la situación. Supongamos dos gemelos homocigóticos (Componente genética idéntica), a los que educamos de forma separada, pero idéntica (Misma componente ambiental), a los alimentamos de la misma forma y en los mismos momentos (Componentes nutricional, y temporal idénticas). Vamos, tenemos dos clones, con las mismas condiciones iniciales.

Supongamos tambien, esto es para físicos, que nos mantenemos en un modelo clásico. Despreciamos la influencia probabilistica de la cuantica.

Una vez sean mayores, capaces de tomar decisiones y de resolver problemas. Les planteamos una pregunta dificil. De aqui las dos opciones posibles:

1- Los dos se comportan de la misma forma. El principio de causalidad gana. Dos sistemas en las mismas condiciones iniciales, evolucionan siguiendo la misma trayectoria. Ergo, no somos mas que química. No tomamos decisiones, somos esclavos de que la energía de Gibbs sea mayor, menor o igual a otro potencial de nombre extraño.

2- Nuestros gemelos idénticos se comportan de manera diferente. Aleluya. La voluntad existe. Viva el libre albedrío. Somos dueños de nuestras decisiones y de nuestro destino.

Como siempre una respuesta te lleva a otras preguntas.
-¿De existir, donde reside la voluntad?
-¿Que deberiamos preguntarles a los gemelos para que se comportaran de forma diferente? No podríamos quedarnos con la duda de no haber acertado con la pregunta.
-...

No espero que me discutáis sobre la imposibilidad de realizar la experiencia, sino sobre las consecuencias de poder realizarla.

Ahora os dejo uno de mis últimos descubrimientos "The Bleeding Heart Show" de The new pornographers. No me canso de escucharla. La pongo una y otra vez, y cada vez me gusta mas.

2 comentarios:

Malito dijo...

"Cuando en la carretera
se toma cierta velocidad
hay que recordar que la voluntad
sirve para empezar a correr,
no para terminar." ( A.CALAMARO )

A las buenas!....soy de los que opino que cada persona tiene su propia personalidad, con ésto quiero decir que da igual gemelos o no....
¿A cuantos de nosotros nos ha atribuido un gesto de un familiar,amigo...etc nuestro? Ahí dejo la pregunta....pero mi respuesta es fácil, mismo ambiente,mismo código genético......diferente personalidad....

Y bueno,como primera contribución, una de las canciones q siempre voy a tener en mi memoria pase el tiempo que pase.....SOUL ASYLUM: RUNAWAY TRAIN

hasta lue a todos!!!

jomer dijo...

Herencia y ambiente.
Asi se titutaba el primer tema de la asignatura Psicologia de desarrollo. Desde luego una mezcla de los dos pero... yo tambien creo mas en el ambiente. Lo demas sería estar predestinado. Todo prefijado de antemano, sin salida del rail (que aburrido).