miércoles, 1 de agosto de 2007

Una linea de tiza.

Va a parecer un libro de autoayuda, pero hoy os propongo un ejercicio.

Haceos con una tiza, un rotulador, o con un precioso pincel de pelos de rabo de elefante. Cualquier cosa sirve, incluso si os concentráis veréis como vuestro dedo pinta mejor que cualquier brocha.

Ahora trazar una linea en el suelo. Delante tuyo, lo mas lejos que puedas. Allá donde te llegue el brazo.

Una vez pintada. Miradla. Esa linea hace de hoy un día especial. Hoy es el día en el que cambian las cosas. A partir de mañana todo sera mejor, pero para ello debes traspasar la linea.

Piensa que es lo que quieres dejar atrás, y lo que quieres llevar contigo. Porque desde allí solo se puede volar y no conviene llevar peso. Ahora la linea esta mas lejos, no mas allá de lo que da tu brazo.

Según me encamino hacia la linea me pregunto que quiero dejar.

Estoy seguro, que mi inseguridad. También dejo atrás la pereza, los malos hábitos y morderme las uñas.

No vienen los malos recuerdos, los traumas de la infancia, ni el vecino pesado que me habla en el rellano.

Ya no volveré a coger nada del asiento de detrás del coche, ni a tener que abrir la puerta despacito para que no se golpee.

Animado y fiero, recojo los dientes de morder y el puño encima de la mesa, porque soy un luchador. Siempre lo he sido y lo seguiré siendo.

Me llevo conmigo a mis amigos, y a mi familia, o a mi familia y amigos. A veces no se distinguir entre una cosa y otra.

Justo antes de cruzar. Con el equipaje prácticamente decidido. Me encuentro con mi corazón, palpitando, débil a ritmo lento. Quizás sea mejor dejarlo. La vida sera mas sencilla sin corazón. Quizás sea mejor porque así no tendré que aceptar su comportamiento, que ahora no entiendo.

Ya convencido me dispongo a atravesar la linea. Y miro hacia atras, hacia mi corazón, aun latiendo, junto a mi pereza y al vecino del rellano. Y pienso, porque no llevarlo. De sobras conozco que sabe amar, de una forma irracional, profunda y verdadera. Y me lo llevo conmigo, porque aunque haya cicatrices, seguirá latiendo. O eso espero.

Y cruzo. Y hago de este día, un día especial.

A partir de hoy todo va a ir mejor. Ya veras.



P.S: Estoy redecorando. Necesito fotos, y quiero la vuestras. Así que hacedmelas llegar.

10 comentarios:

ana dijo...

¡Nunca te dejes el corazón atrás! ¿O es que te quieres parecer al hombre de hojalata del Mago de Oz? Una vez en la vida aprendí que todo lo que se hace con el corazón va a ser mucho mejor que lo que hagas sin hacerle caso. Se que a veces el escucharlo, el hacerle caso, el guiarse por él es muy doloroso y frustrante pero... ¿acaso no hay cosa más bonita que lo que se hace desde el cariño y el amor?

El pasado es el pasado, siempre estará ahí, nunca se puede despegar de uno mismo, tan solo es necesario aprender a vivir con ello. Incluso llega un momento en que ese pasado, que ahora no es tan lejano y que hiere al recordarlo, te arranca una sonrisa y un cierto sentimiento de cariño cuando lo recuerdas.

Si no fuera por esos grandes baches (a veces también son pequeños) que nos encontramos en la vida, no creceríamos, no seríamos capaz de evolucionar como personas. Tan solo se trata de llevarte la mejor lección de cada uno de esos baches.

Sabes que me tienes para lo que necesites...

Besicos

P.D.: Como siempre me dice mi madre: "no pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes".

lamoni dijo...

Ahora mismo me siento incapaz de darte ningún consejo, se por lo que estás pasando y se que no es fácil... pero tú has superado cosas peores, has afrontado situaciones mas difíciles... y lo has hecho con éxito.

Tienes una base muy buena para levantarte y coger impulso... estamos TODOS nosotros aquí, a tu lado, para no dejarte caer, para que te acuerdes de tomar aire, de sentarte a descansar... no haces solo el camino...

Todos lo que llevas a la espalda es tuyo... no abandones nada... los dioses son caprichosos pero sabios, ¿quién sabe lo que te depara el futuro?

Ya no queda nada para que despegues...es cuestión de tiempo...eres un luchador, no lo olvides...

Un beso

beica dijo...

Bueno... yo cruzo contigo sin dudarlo. Yo y otros (porque hablo por siete más, ya sabes...).
Yo me dejo atrás al igual que tu la inseguridad, el llorar por todo (solo lo haré cuando sea estrictamente necesario, o por lo menos lo intentaré con mas fuerza) y, por que no, a mi vecino pesado del rellano. Lo de morderme las uñas lo dejaré para mas adelante, que por ahora cabe. También he cogido los guantes de pelea para luchar contigo.
Pero ni pensar en dejarme atrás mi corazón, por que me ha costado mucho llenarlo de lo que ahora tengo y me lo llevo bien atado. Os tengo a todos: a esos 7 de los que hablaba( contigo 8 por supuesto), a 2 animalillos de cuatro patas mas guapos que pa que y a más gente que se ha quedado conmigo cuando yo tuve que cruzar mi línea de tiza. Así que tu guardatelo bien, porque más adelante latirá tan fuerte que tendrás que sujetarlo fuerte.
TQ, y lo sabes.
Beica.

jlx dijo...

Ana: No te preocupes seguire el camino de baldosas amarillas. El mago de Oz me debe unos cuantos favores.

Moni: El invierno pasara y pronto llegara la primavera trompetera.

Beica: TQ yo tb. Ya lo sabes.

Rosita dijo...

Como dice una de mis canciones favoritas; con la cual no dejo de sorprenderme al emocionarme cada vez que la escucho..."What the world needs now is love, sweet love...".

Es cierto que en horas bajas preferimos que nuestro pequeño corazoncito moribundo permanezca en “stand by” durante algún tiempo, mientras recogemos los pedacitos, recuperamos la autoestima perdida y nos reencontramos con nosotros mismos. Pero recuerda amigo mío que… sólo el tiempo suficiente para recuperar el aliento para que te lo hagan perder de nuevo… y eso es lo más sorprendente y maravilloso que tiene el amor.

jlx dijo...

Bueno Rosita. Ya me habias ganado, pero despues de esto. ¿Que hago?¿Te compongo una cancion?¿Te dedico un premio? No se.

Gracias che.

tu tata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Un punki de terciopelo dijo...

Una entrada estupenda, realmente bonita, jlx.

Lástima del pequeño borrón: la canción... (a mi modo de ver, horripilante...)
Pero si para tí significa algo especial, entonces es cojonuda, qué coño.

Un abrazo.

TU TATA dijo...

Lo bonito de mirar atrás es ver que has vivido un monton de buenas cosas aunque su final no te guste.

Imaginate que miras atrás y no ves nada, que no has sentido nada o que nadie te ha dejado un buen recuerdo en tu mente o en tu alma,... que triste ¿no?.

Y lo estupendo de mirar hacia adelante, no saber que va a pasar mañana, o el mes que viene, o dentro de un año, ver como pasan los dias y siguen ocurriendote cosas sencillas o complicadas... en fin,...

Me parece estupendo que redecores tu habitación. Besos

Aida dijo...

Cuando necesite un nuevo maletín me fabricaré uno también! Me conmovió el escrito, donde te llevas tus pertinencias positivas y dejas a otras para emprender tu nueva vida en un nuevo horizonte en un reset en forma de línea. Entrañable. El único problema es que no sabría donde meter tantos maletines, de tantas veces que necesito hacer borrón... y horizonte nuevo!