martes, 19 de febrero de 2008

Recuerdos.

Los recuerdos son como un mal casero que cada cierto tiempo te arranca su paga. Tienen la virtud de la paciencia y saben como nadie esperar su momento para volver a visitarte. En este caso volvieron como una carpeta cubierta polvo y tiempo.

Cuando buscas, a veces encuentras lo que no quieres ver.

En fin, lo dejaremos ahí, hasta la próxima visita.

4 comentarios:

Audrey dijo...

estoy de acuerdo contigo...tengo el don de guardarlo todo y eso pasa factura cuando abro algun cajon..a veces son recuerdos bonitos..otras noooo¡¡
mua

ariadna dijo...

hoy mi buzón estaba de un contento... ¡han llegado las chapas! qué emoción, mil gracias!!! Por mi parte he comprobado que funcionan: ha sido verlas y volver a ser optimista :) (por cierto, feliz cabecera y nuevo look de blog!)

MAlito dijo...

Lo mejor del futuro? tener conciencia de nuestro pasado...Everthing flows

lamoni dijo...

Mira que te tengo dicho que los recuerdos solo me sirven si son con café y besos....

No lo hagas mas sin mi!!!

(a veces, los peores recuerdos, son los que nos hacen... así es la vida)

Mil besos bomboncito